¿Cómo interpretar la etiqueta energética de un electrodoméstico?

Si lo que estás pensando es comprar algún electrodoméstico para tu casa, te aconsejamos que te fijes en la etiqueta energética que viene junto a este. Aunque probablemente no te hayas parado a fijarte en ella, es una de las cosas más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo electrodoméstico, tal cómo frigorífico o lavadora.

Esta etiqueta energética nos ayuda a entender cuál es el nivel de consumo energético de un electrodoméstico. Esta etiqueta no siempre es fácil de entender, por ello vamos a intentar explicaros cuál es su significado e interpretación.

Esta etiqueta viene enganchada a un lugar visible del electrodoméstico y su función es informar sobre los valores del consumo de energía que ejerce este, esto indica tanto la eficiencia energética ,la contribución que hace a la conservación del medio ambiente y el gasto que se hará cada mes.

En ese sentido, el nivel de eficiencia energética se representa a través de siete letras desde la A+++ hasta la D, estas letras son las que marcan los valores de mayor eficiencia o menor eficiencia en el electrodoméstico, por lo que a más signos positivos, mayor ahorro. También en este sentido hay una clasificación de colores de verde a rojo, teniendo en cuenta que el verde es el más eficiente y el rojo el menos eficiente.

Si quieres saber cuáles son las relaciones entre cada letra, hay que tomar como referente la categoría más deficiente. De esta manera, si la letra D equivale al 100% de energía; la categoría C sería 75-90%; la B, 55-75%; la A, 42-55%; la A+ 30-42; la A++ 24-30%; y la A+++ menos del 24%.Es decir, que si compras un electrodoméstico de la categoría A+++ estarías gastando solo un cuarto de energía respecto a la categoría D.

Lo que también hay que tener en cuenta, es que hay una correspondencia entre cuánto más eficiente es un electrodoméstico, mayor es su precio a la hora de comprarlo, por lo que esa primera inversión supone un coste más elevado al inicio pero un ahorro a largo plazo al tener menor consumo energético.

Hay que tener en cuenta que esto cobra más importancia en aquellos electrodomésticos que están encendidos 24 horas al día y casi todos los días del año, ya que su consumo de energía determinada mucho tanto el coste cómo la eficiencia.

Por otro lado, también pueden encontrarse escalas de ruido, que marcan cuántos decibelios producen los electrodomésticos mientras están funcionando. Lo más común es que un electrodoméstico medio no debería estar en un rango superior a 30 y 50 dB. Una aspiradora, por ejemplo, se mantendría en torno a los 65 dB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.